REDUCCIÓN MAMARIA


Antes y después de una reducción mamaria

Los mejores candidatos

Mujeres sanas y emocionalmente estables que buscan remodelar sus mamas con el fin de reducir su tamaño y mejorar su forma. Muy habitualmente son mujeres con problemas de dolores de espalda, cuello y hombros, irritación cutánea a nivel del pliegue submamario y surcos en los hombros producidos por los tirantes del sujetador como consecuencia del peso excesivo de las mamas.

La intervención

Se realiza en una clínica, bajo anestesia general. Tiene una duración de unas 2 horas. La técnica empleada dependerá de cada caso concreto.

La recuperación

Los primeros días puede sentir molestias. En las primeras 24-48 horas se retirarán el vendaje y los drenajes y se colocará un sujetador deportivo que deberá llevar durante unas semanas. Evitará realizar esfuerzos físicos con los brazos los primeros 10 días. Es importante la hidratación de la piel y proteger las cicatrices del sol el primer verano.

Su nuevo aspecto

La reducción mamaria cambia su imagen desde el primer momento tras la cirugía.