OTOPLASTIA


Antes y el después de la Otoplastia

Los mejores candidatos

Personas que buscan dar una nueva forma a las orejas porque son demasiado grandes, o son demasiado prominentes ya desde el nacimiento o presentan alteraciones secundarias a traumatismos o cirugías previas. En la mayoría de los casos se realiza en niños de entre 6 y 14 años, pero también es posible realizarla en adultos.

La intervención

Suele realizarse de forma ambulatoria y bajo anestesia local. En los niños pequeños es recomendable la anestesia general.

La recuperación

Tanto los niños como los adultos vuelven a su vida normal en horas o días, dependiendo del tipo de procedimiento. Puede que sus orejas duelan o piquen durante unos días. Tras los primeros 4 días sus orejas no precisarán de vendajes y podrá lavarse la cabeza con normalidad. Cualquier actividad en la que sus orejas pudieran ser dobladas o dañadas deberá evitarse durante el primer mes.

Su nuevo aspecto

Si fue realista con sus expectativas, se sentirá muy satisfecho con los resultados.