LIPOSUCCIÓN


Los mejores candidatos

Personas sanas, con un peso relativamente normal y estable, que tienen acúmulos de grasa en zonas localizadas del cuerpo que no desaparecen a pesar de las dietas y el ejercicio físico. Se emplea esta técnica en los casos de ginecomastia, para eliminar el exceso de grasa en la mama masculina.

La intervención

Se adapta a cada paciente, por lo que la duración y el tipo de anestesia se planean de forma individual.

La recuperación

Habitualmente no es doloroso, aunque durante las primeras semanas hay un periodo de inflamación y hematomas que, al ir desapareciendo, dan paso a una mejoría del contorno corporal. Durante las primeras semanas deberá llevar una faja para favorecer la readaptación de la piel a su nuevo contorno. Podrá reincorporarse a su trabajo en unos días, dependiendo de su actividad laboral.

Su nuevo aspecto

Es una técnica muy efectiva para dar un nuevo contorno a su cuerpo, con unas cicatrices mínimas. Los resultados son estables en el tiempo.