AUMENTO MAMARIO


La decisión de un aumento de pecho es muy personal y puede que no todo el mundo a su alrededor lo comprenda. Lo más importante es saber como te sientes tú, y tener unas expectativas realistas. Un aumento de pecho puede realzar su figura y aumentar su autoconfianza, pero no cambiará su aspecto tanto como para igualarse a un ideal.


Los mejores candidatos

Mujeres con poco volumen mamario, con un volumen diferente en ambas mamas o que simplemente quieren aumentar su volumen mamario. También son candidatas mujeres que, tras periodos de lactancia o grandes pérdidas de peso, presentan mamas vacías. Las mejores candidatas son mujeres que buscan mejorar su aspecto físico, no la perfección.

La intervención

Se realiza en una clínica, bajo anestesia general. Tiene una duración de entre 1 y 2 horas. Habitualmente se realiza con prótesis de gel cohesivo de silicona, aunque también puede realizarse con su propia grasa (lipofilling). Las prótesis muy habitualmente se colocan por debajo del músculo pectoral. La elección del tipo de implante irá en función de los deseos de la paciente y de su constitución.

La recuperación

En los primeros días puede presentar molestias que se aliviarán con los analgésicos pautados. Tras las primeras 24-48 horas se retirará el vendaje y los drenajes, y se colocará un sujetador deportivo que deberá llevar durante las primeras semanas. No deberá realizar esfuerzos con los brazos durante los primeros 10 días.

Su nuevo aspecto

El resultado puede ser muy satisfactorio e incluso estimulador, si se tienen expectativas realistas. Podrá dar el pecho, si así lo desea.