ABDOMINOPLASTIA


Abdominoplastia

Los mejores candidatos

Hombres y mujeres con un exceso de piel y grasa en la zona media y baja del abdomen, que no desaparecen con dietas ni con ejercicio. Ayuda particularmente a mujeres que, después de varios embarazos, han perdido la firmeza de los músculos abdominales y les ha quedado un exceso de piel. Esto mismo puede suceder tras grandes pérdidas de peso. Los pacientes que tienen la intención de perder peso o la mujeres que planean un futuro embarazo, deben posponer la intervención.

La intervención

Se realiza en una clínica, bajo anestesia general, a través de una incisión situada en la parte baja del abdomen que, en ocasiones debe prolongarse hacia las caderas. Para conseguir un mejor resultado puede ser preciso asociar una liposucción de la zona de las caderas.

La recuperación

Durante las primeras semanas es recomendable el uso de una faja abdominal para favorecer que la piel se adapte a su nuevo contorno corporal. La inflamación de los primeros días suele acompañarse de dolor y sensación de tirantez. Deberá evitar el ejercicio físico violento hasta que se sienta completamente recuperada.

Su nuevo aspecto

La abdominoplastia consigue excelentes resultados que se mantendrán en el tiempo siempre que siga una dieta equilibrada y haga ejercicio físico regularmente. Deja una cicatriz permanente que con el paso de los meses se irá disimulando y que habitualmente quedará tapada por la ropa interior y la ropa de baño.